¿Por qué usar estilos?

Los usuarios avanzados de Word, usan siempre estilos y ven usar Word sin estilos como conducir un coche sin cambiar de la primera marcha. Hacerlo así evita la complejidad de la caja de cambios pero a costa de obtener una ínfima parte del rendimiento del vehículo. En todo caso, es imposible trabajar sin estilos porque Word internamente los usa y los va aplicando o creando según los formatos aplicados. Por esto es mejor usar estilos para tener el control total.

Así al empezar a escribir Word aplica, por defecto, el estilo Normal; al añadir una lista, Párrafo de lista; al insertar una nota al pie, Referencia de nota al pie y Texto de nota al pie. Al insertar una dirección en un sobre, Word aplica Dirección sobre etc. De igual manera al aplicar negrita a un párrafo, Word crea el estilo Normal + Negrita.

Usar estilos: Muestra una vista de varias páginas de un documento formateado con estilos

Un documento formateado con estilos tiene tablas de contenido navegables, Panel de navegación y numeración automática de apartados, títulos y resto de elementos numerados.

Imagen de un documento formateado con estilos, mostrando la Galería de Temas

También se le puede cambiar rápidamente el aspecto con un solo clic.

Usar estilos: El mismo documento formateado con estilos y la Galería de Estilos rápidos

El mismo documento mostrando como los elementos iguales tienen el mismo formato.

 

Por lo que es mejor entender los estilos, conocer cómo funcionan y obtener el máximo rendimiento del procesador de texto. Aquí enumero algunas razones para usarlos:

1.       Formato rápido y eficiente: se aplican docenas de formatos a la vez con un solo clic o un atajo de teclado. También se puede añadir espaciado, saltos de línea o el formato del párrafo siguiente.

2.       Formato coherente: todas los párrafos o caracteres del mismo tipo de un documento o conjunto de documentos aparecen iguales.

3.       Actualización de formatos. Si cambiamos de idea respecto al formato de un tipo de párrafos o palabras, se cambia en el estilo y se aplica a todos los documentos, incluidos los futuros.

4.       Atributos de conexión (Efecto cascada) Un cambio en el estilo base afecta a todos los estilos basados en él. Con un solo clic o atajo de teclado cambiamos la alineación, por ejemplo, en el estilo Normal y este cambio se transmite a la mayoría del resto de estilos que están basados en él.

5.       Usar sistemas de numeración sumamente complejos utilizando estilos de título y listas multinivel.

6.       Creación de Tablas de contenido automáticas y navegables.

7.       Uso del Panel de navegación y la Vista esquema para desplazase fácilmente por documentos extensos y cambiar el orden o el nivel de los párrafos.

8.       Copiar formatos entre documentos adjuntando Plantillas y  utilizando el Organizador.

Si te gusta, sigue el blog y compártelo entre tus contactos. Espero tus comentarios y sugerencias para nuevos temas.

También puedes seguir el Curso avanzado de Word en mi canal de Youtube.

Pepe Martínez