Saltear al contenido principal

¿Por qué usar estilos?

Los usuarios avanzados de Word, usan siempre estilos y ven usar Word sin estilos como conducir un coche sin cambiar de la primera marcha. Hacerlo así evita la complejidad de la caja de cambios pero a costa de obtener una ínfima parte del rendimiento del vehículo. En todo caso, es imposible trabajar sin estilos porque Word internamente los usa y los va aplicando o creando según los formatos aplicados.

Así al empezar a escribir Word aplica, por defecto, el estilo Normal; al añadir una lista, Párrafo de lista; al insertar una nota al pie, Referencia de nota al pie y Texto de nota al pie. Al insertar una dirección en un sobre, Word aplica Dirección sobre etc. De igual manera al aplicar negrita a un párrafo, Word crea el estilo Normal + Negrita.

Muestra una vista de varias páginas de un documento formateado con estilos

Un documento formateado con estilos tiene tablas de contenido navegables, Panel de navegación y numeración automática de apartados, títulos y resto de elementos numerados.

Imagen de un documento formateado con estilos, mostrando la Galería de Temas

También se le puede cambiar rápidamente el aspecto con un solo clic.

El mismo documento formateado con estilos y la Galería de Estilos rápidos

El mismo documento mostrando como los elementos iguales tienen el mismo formato.

 

Por lo que es mejor entender los estilos, conocer cómo funcionan y obtener el máximo rendimiento del procesador de texto. Aquí enumero algunas razones para usarlos:

1.       Formato rápido y eficiente: se aplican docenas de formatos a la vez con un solo clic o un atajo de teclado. También se puede añadir espaciado, saltos de línea o el formato del párrafo siguiente.

2.       Formato coherente: todas los párrafos o caracteres del mismo tipo de un documento o conjunto de documentos aparecen iguales.

3.       Actualización de formatos. Si cambiamos de idea respecto al formato de un tipo de párrafos o palabras, se cambia en el estilo y se aplica a todos los documentos, incluidos los futuros.

4.       Atributos de conexión (Efecto cascada) Un cambio en el estilo base afecta a todos los estilos basados en él. Con un solo clic o atajo de teclado cambiamos la alineación, por ejemplo, en el estilo Normal y este cambio se transmite a la mayoría del resto de estilos que están basados en él.

5.       Usar sistemas de numeración sumamente complejos utilizando estilos de título y listas multinivel.

6.       Creación de Tablas de contenido automáticas y navegables.

7.       Uso del Panel de navegación y la Vista esquema para desplazase fácilmente por documentos extensos y cambiar el orden o el nivel de los párrafos.

8.       Copiar formatos entre documentos adjuntando Plantillas y  utilizando el Organizador.

Si te gusta, sigue el blog y compártelo entre tus contactos. Espero tus comentarios y sugerencias para nuevos temas.

Esta entrada tiene 11 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba